PSICODRAMA CON NIÑOS Y NIÑAS: LAS PRIMERAS PREGUNTAS. CUBA Descargar este archivo (04 Psicodrama - CGarcia LFabelo.pdf)

Celia García Dávila
Lisette Fabelo Pérez

Maestría de Psicodrama y procesos grupales. La Habana. Cuba

Resumen

El Psicodrama es una metodología que moviliza el pensamiento y la creatividad humana. Convierte a personas que lo vivencian en protagonistas de sus vidas. La visualización de herramientas para enfrentar los conflictos de la cotidianidad es un aprendizaje esencial para lograr entendernos a nosotros mismos. En este sentido, se logra identificar: potencialidades y las vivencias adquieren mayor criticidad.

Esto se alcanza por la interacción grupal en los encuentros sistemáticos. Los cuales configuran las necesidades, preocupaciones y deseos en un átomo compartido por la mayoría del grupo. Las historias, dialogan con naturalidad y se revivencian desde otros puntos de vista.

El cuerpo en su totalidad entra en escena para dramatizar lo que se quiere contar. Adquiere su máxima expresión, a través de su forma, ritmo y sobretodo: memoria. El cuerpo juega, abraza, huele y saborea. Se convierte en muchos cuerpos.

El resultado de este trabajo es la metodología en sí misma, una reflexión sobre la manera de encuentro con los grupos y las relaciones que se establecen. Dando al traste con una experiencia por sistematizar y profundizar en sus aportes al aprendizaje en los grupos y a los cambios que en los participantes de estas experiencias se da.

Se pueden compartir sistematizaciones realizadas hasta la fecha, además de video y fotos.

Palabras clave: Psicodrama, metodología, grupos

 

Abstract

Psychodrama is a methodology that mobilizes human thought and creativity. It turns people who experience it into protagonists of their lives. The visualization of tools to face the conflicts of daily life is an essential learning to get to understand ourselves. In this sense, we can identify: potentialities and experiences acquire greater criticality.

This is achieved by group interaction in systematic encounters. Which configure the needs, concerns and desires in an atom shared by the majority of the group. The stories, talk naturally and are revived from other points of view.

The whole body comes on stage to dramatize what you want to tell. It acquires its maximum expression, through its form, rhythm and above all: memory. The body plays, hugs, smells and tastes. It becomes many bodies.

The result of this work is the methodology itself, a reflection on the way of meeting with the groups and the relations that are established. Giving up with an experience to systematize and deepen their contributions to learning in groups and the changes that participants in these experiences gives.

You can share systematizations made to date, as well as video and photos.

Key words: Psychodrama, metodology, grups

“El psicodrama y juego de roles no dan al niño un repertorio de respuestas o modelos de acción
que deban utilizarse mecánicamente en cada situación, sino más bien tiene por objeto desarrollar
su flexibilidad y espontaneidad a fin de capacitarlo y prepararlo para que pueda
explorar varias alternativas y posibilidades en situaciones presentes y futura”.1

El psicodrama es una metodología que moviliza el pensamiento y la creatividad humana. Convierte a personas que lo vivencian en protagonistas de sus vidas. Promueve la visualización de herramientas para enfrentar los conflictos de la cotidianidad como aprendizaje esencial para lograr entendernos a nosotros mismos en nuestras relaciones humanas. En este sentido, se logran identificar: potencialidades y las vivencias adquieren mayor criticidad.

En Cuba se conocen pocos trabajos sistemáticos, aunque gracias a la Maestría de Psicodrama y procesos grupales existen espacios de formación que acercan a su metodología y sus paradigmas.

Por esta razón hablar de psicodrama en espacios académicos no es ni tan siquiera bien recibido, y entonces hablar de psicodrama en niños y niñas provoca más resistencias.

En este trabajo iremos a dos manos comparando el psicodrama para adultos y el psicodrama para niños y niñas por lo que se diversificará de alguna manera el concepto de psicodrama de manera general.

Por eso es indispensable contextualizar desde dónde hablamos de psicodrama.2

El psicodrama en pocas palabras para las autoras significa:

  1. Ayuda a recordar personas y escenas olvidadas.
  2. Permite hablar con personas que no están cerca como si estuvieran presente.
  3. Entender mejor los conflictos desde otros roles participantes.
  4. Ejercitar el cuerpo dinámicamente tomando conciencia de nuestros dolores.

Lo anterior se alcanza por la interacción grupal en los encuentros sistemáticos. Los cuales configuran las necesidades, preocupaciones y deseos en un átomo compartido por la mayoría del grupo. Las historias dialogan con naturalidad y se revivencian desde otros puntos de vista. El cuerpo en su totalidad entra en escena para dramatizar lo que se quiere contar. Adquiere su máxima expresión, a través de su forma, ritmo y sobretodo: memoria. El cuerpo juega, abraza, huele y saborea. Se convierte en muchos cuerpos.

No obstante, de estos beneficios algo pasa cuando hablamos de psicodrama para niños y niñas, las experiencias cotidianas son bien pocas y en niños casi irreconocibles. En el ámbito internacional tenemos que existen muy pocos trabajos que aborden lo educativo y desde lo terapéutico hacen muy poca distinción al trabajo para y con los niños. El valor educativo que el psicodrama tiene para el cambio y el acompañamiento en el niño no es muy resaltado, a veces ni mencionado.

No por acaso entonces cuando estamos hablando de psicodrama para niños y niñas necesitemos poner fuera en palabras y ojalá en conceptos lo que significa el psicodrama en este “aquí y ahora”.

En conversaciones sistemáticas muchos profesionales de la psicología lo visualizan como el terrible momento de escoger un protagonista y contar su historia, por esta razón no conciben la posibilidad de ver la relación entre el psicodrama con los grupos infantiles.

Sin embargo, el psicodrama es más que su propia metodología, es un paradigma para vivir la vida y encontrarse en los grupos, es además casi imposible de imaginárselo en una sola manera de hacer, pues cada coordinador en su espacio hace su propia construcción.

En cada puerta que se abre se viste de la cultura,3 de la gente, de los valores y toma los colores de quienes lo vamos haciendo nuestro. Son los principios éticos-estéticos de cada coordinación, pero también de las personas que se acercan a dicha metodología.

Se caracteriza4 por su complejidad ya que permite el florecimiento del inconsciente, pues la entrada de todo el cuerpo, hace a la persona verse en total integralidad. (García, 2010 b)5 Además utiliza recursos creativos que se acompañan de objetos proyectivos (los ejercicios con máscaras, cojines, la relajación corporal, las esculturas y las dramatizaciones). Todo ello beneficia la resignificación de los símbolos en los grupos y favorece la exposición de las vivencias para la toma de consciencia del “el aquí y el ahora”.6

Hay quienes lo hacen más sociodramático, dando mayor protagonismo al grupo, por tanto muchas veces a las problemáticas psico-sociales, hay quienes desde la estética corporal ponen enfásis en maravillosas esculturas que son exprimidas para develar la subjetividad propia y grupal. Hay quienes utilizan más objetos, quienes interpretan más, quienes menos por tanto el grupo o protagonista es dueño de su propia escena. En fin, el psicodrama es algo más que el protagonista agonizando, es juego, disfrute y empoderamiento de un espacio y un tiempo.

Para los adolescentes, jóvenes y adultos, es un espacio para interactuar y soñar, sin embargo, para los niños y las niñas el psicodrama parecería que está siempre con ellos y no es así. Como los vemos jugar, ser espontáneos, cantar y su cuerpo siempre estar en movimiento podríamos erróneamente pensar que ellos no lo necesitan y esto es bien cuestionable.

Durante sesiones de psicodrama que realizamos en el año 2011(García f, 2015), realizamos diversos análisis sobre el trabajo de los niños y las niñas entre los que están:

En relación a los niños y las niñas:

  • Repetían los mismos juegos en casi todos los encuentros.
  • Cantaban las mismas canciones.
  •  Persistían los mismos conflictos entre ellos.
  • El juego es su espacio de contención y comunicación.
  • La participación activa de grupos infantiles ante la propuesta psicodramática versus necesidad de adentrarse en la tarea para que las actividades cumplan con los objetivos.

En relación a la coordinación:

  • Las resistencias de la coordinación versus ética-preparación psicodramática.
  • Ante las situaciones conflictivas en los niños la coordinación debe ocupar roles diferentes, complementarios que sirvan para darle desarrollo a lo que sucede para la toma de conciencia.

Posterior a esto nos hicimos las siguientes preguntas:

  1. Cómo hacer que los niños produzcan nuevas relaciones en los juegos que realizan, sin repetirse en las mismas dinámicas y los mismos roles.
  2.   Cuál es el papel de la coordinación adulta en los juegos de los niños y las niñas.

Para adentrarnos a estos cuestionamientos fue necesario ahondar como se plantea anteriormente en la diferencias entre el psicodrama de adultos y el psicodrama de niños.

  • Empoderamiento del espacio de trabajo

Cuando se trabaja psicodrama con niños, no sucede lo que con los adultos que llegan a los espacios a tomar asiento y muchas veces las carteras y los bolsos inhiben el cuerpo. Si estamos en las aulas y pedimos sacar las sillas y mesas los niños se empoderan del lugar. En las experiencias con grupos de diversos municipios de La Habana en Cuba, percibimos que mientras más pequeños inclusive, más se adentraban al centro de las aulas.

  • La velocidad de la dinámica grupal

Los adultos son lentos y los niños rápidos, los adultos esperan las consignas, los niños las proponen y las ejecutan, se dividen en subgrupo y juegan entre ellos. Con los niños suceden cosas fuera del centro y los adultos deambulan fuera para no participar directamente.

  • Caldeamiento espontáneo

Los niños caldean espontáneamente, mover el cuerpo es parte de la dinámica en esas edades, los adultos necesitan casi siempre de más tiempo para caldear inespecíficamente y específicamente en la temática que se va a abordar.

  • Participación

Como particularidad la participación activa de todos, el interés mantenido durante todo el encuentro y la diversidad de roles que juegan.

Estas diferencias hacen en la práctica tener ciertas especificidades en el trabajo con los grupos infantiles:

  • entrenarse en la psicología de los roles para propiciar mayor diversidad y espontaneidad a los encuentros.
  • clarificar en las escenas que emergen cuál puede ser el rol que complemente y equilibre el desarrollo de ellas.
  • develar las situaciones reales de los niños y las niñas.
  • propiciar que niños y niñas jueguen diversos roles en la misma situación.
  • caldearse antes de comenzar el trabajo con los niños y las niñas.
  • tener la propuesta de encuentro concebida con actividades claras.
  • provocar desaprendizajes en los niños de  modos de actuar desde la espontaneidad, diferentes a la indisciplina y el voluntarismo.

El valor educativo del psicodrama con niños y niñas

“Los antecedentes del psicodrama, según María del Carmen Bello en su libro Jugando en serio.  El psicodrama en la enseñanza, el trabajo y la comunidad.7 son: el juego, los cuentos con la representación …, el sociodrama y por último el teatro de la espontaneidad, el cual es en su sistematización lo que deviene en método psicodramático.”(García, 2013 e, p. 250).

El año 1914, es tomado como momento referente para el nacimiento del psicodrama. Se distingue por (Moreno, 1993)8: el predominio en el trabajo grupal y en segunda línea la visibilización del cuerpo acompañado de la palabra. Esto favoreció la creación de escenarios donde las personas pueden actuar la vida y/o resignificar lo vivido. Lo cual permite resaltar el acto, el hacer.

Jacob Levy Moreno (1889-1974) creó el Psicodrama y el Teatro Espontáneo, hombre multicultural (judío de origen, rumano de nacimiento, vienés de crianza y afincado en Estados Unidos) creador y transformador de su contexto. Se inspiró en la filosofía, la religión, la sociología, el teatro y la psicología y resultó del proceso un instrumento de cambio en donde la entrada del cuerpo es vital. (García, 2010 a)9 Este método tenía como esencia para su creador la posibilidad de cambiar al mundo hacia el bienestar de todos y todas si las personas eran protagonistas de sus vidas.

Durante el psicodrama se produce una emergencia de roles, a través de la cual se proyectan cualidades de la personalidad de los sujetos que intervienen, las cuales deben ser analizadas a partir de la influencia que ejercen en la percepción de los problemas o conflictos y en la manera en que los individuos actúan ante ellos.

La teoría de los roles se vincula, a su vez, con la teoría del desarrollo del niño, ya que esta última explica el proceso de formación de los roles durante su desarrollo. Esta teoría describe el nacimiento del niño como un acto de espontaneidad y le trasmite una herencia social y cultural a cambio de necesitar toda esta ayuda. Esta teoría sustenta la idea de que los roles no están aislados, sino que se agrupan en una especie de red, donde todos tienen relación y se mantienen en el tiempo.

Esta teoría constituye el núcleo teórico en la obra de Moreno y el soporte del método del  psicodrama.

Para Moreno el desarrollo infantil transcurre desde la asunción por parte del niño de diferentes roles en la relación con las personas, las cosas y los objetos que le rodean, hasta la conformación de una matriz de identidad. Para esto es necesario contar con una serie de técnicas y recursos que permitan el acercamiento satisfactorio al grupo infantil:

Juego de títeres: dejamos que el niño escoja los títeres que desee y los ponga a dialogar entre ellos, por lo general los niños se los colocan en ambas manos y en algunas ocasiones incluyen muñecos para hacer una dramatización más compleja de la situación.

Juego de personajes: se le pide al niño que escoja un personaje de películas, cuentos, libros que lo dramatice y exprese las emociones o sentimientos de la persona. Se puede ser más directivo y preguntarle al niño “¿qué haría el personaje …”? en una situación en particular.

Representación de animales: cuando se realiza el psicodrama en grupo se le puede pedir a los niños que escojan un animal expliquen por qué se sienten identificados con ese animal. Además de pedirle que interactuán entre animales, para observar las relaciones y conductas durante el drama.

Dramatización de una fábula o historia: se le puede pedir al niño protagonista que dramatice un cuento o fábula y asigne a sus compañeros el rol que desea que desempeñen.

Baúl de los disfraces: se le pide al niño que escoja un disfraz del baúl y represente ese personaje o rol, donde puede expresar las carcterísticas y sobre todo las conductas de ese disfraz o personaje.10

Entre los grupos de niños que se distinguen durante los trabajos realiazados están los que buscan el orden defendiendo las reglas disciplinarias que conocen y se acuerdan, de esta manera están del lado de la coordinación. Otro grupo lo conforman  los que se saben agradables y reproducen estas amabilidades para con la coordinación y los excluidos que devuelven las conductas por las que normalmente son recriminados. La actuación de ciertos roles, tanto para los niños y niñas, sirven de satisfacción parcial a necesidades o deseos reprimidos por la educación familiar o por las restricciones sociales y culturales. Por tanto, rotar o transformar los grupos antes mencionados es una tarea educativa de la coordinación.

En encuadres como el del psicodrama psicoanalítico francés se plantea que la sesión,  que dura de quince minutos a una hora, sirve para que los niños propongan un tema a representar por los analistas o profesionales en formación que trabajan como yo-auxiliares; siendo los niños quienes eligen y distribuyen roles para sí y para los coordinadores y coordinadoras. Los temas transferenciales son abordados a través de la dramatización. Otros encuadres plantean que el trabajo grupal con niñas y niños deben contemplar entre treinta minutos y una hora; y concebir la sesión en función de objetivos bien generales para flexibilizar el trabajo psicodramático en función de las necesidades del grupo, primando los juegos dramáticos

El psicodrama serviría para reestructurar el sistema de valores que se recompensa institucionalmente. Dándole valor a las acciones creadoras de los niños. Los niños  y niñas necesitan reconciliarse con su creatividad y confiar en sus ideas, exponerlas sin temor aunque discrepen de las ya conocidas. Esto provocaría menos excitación y euforia en los espacios en que se permitan: la espontaneidad y troncharía menos el ingenio de los niños capaces de transformar.

Ahora damos paso a una de las experiencias de trabajo con grupos infantiles que permitieron las reflexiones teóricas anteriores.

Aspectos metodológicos de una experiencia de trabajo grupal con niños

Existen particularidades para el trabajo con psicodrama en niños y niñas (García f, 2014). El mismo se realiza a través del juego psicodramático y el sociodrama, donde todas y todos pueden ser protagonistas desde una temática en común.

Los protagonismos individuales se realizan a través de la dramatización de historias de forma colectiva y se realizan en subgrupos representaciones para luego develar la subjetividad a través de la intervención de la coordinación.

Definición de las categorías de análisis:

La dinámica en grupos donde se aplica el psicodrama: Es el proceso grupal donde ocurren relaciones entre los miembros las cuales serán analizadas y tenidas en cuenta durante el proceso psicodramático.

Indicadores de análisis de la dinámica grupal (García, 2010 a):11 Todas aquellas acciones u omisiones que niños y niñas realizan desde que comienza la sesión, que develan las dinámicas internas del grupo durante el proceso psicodramático (caldeamiento, dramatización y cierre).

  • Juegos espontáneos: Acciones realizadas a nivel individual y grupal que tienen como fin la satisfacción de los niños y niñas.Como por ejemplo los que realizan para integrar la coordinación al grupo.
  • Roles: papeles desempañados por niños y niñas y la coordinación durante la sesión que expresen la manera de relacionarse como expresión de la dinámica grupal.
  • Expresión corporal: Posturas corporales en el espacio vacío, posiciones que ocupan en el salón al interactuar con él, juegos que realizan, emociones y sentimientos que expresan.

Métodos y técnicas:

Juego de roles: miembros del grupo asumen determinados papeles que deberán desarrollar en medio de una situación de interacción colectiva.   Cambio de roles: Este es un procedimiento mediante el cual A deviene en B y B en A. (Herrera, 2004).12 De esta forma el protagonista es capaz de comprender la posición y reacción de la  situación, y se puede utilizar para que este se vea a sí mismo como espejo.

Esculturas: Se utilizan para representar sentimientos e interacciones propicias para hacer consciente desde el cuerpo, lo inconsciente.

Dramatización de escenas: La recreación, en el espacio dramático, de situaciones vividas por el grupo. Aparecen tantas representaciones como sean propuestas por el grupo.

Expresión corporal: Supone aquel conjunto de procedimientos en que se realiza la comunicación y actividad conjunta coordinador-grupo teniendo como mediador los lenguajes del cuerpo como un todo.

Procedimientos generales:

Respondiendo a los objetivos de nuestra investigación participaron en la experiencia tres grupos de veinte niños y niñas, los cuales cursaban la escuela primaria y se contrató con la escuela según el diagnóstico de esta en cuáles debíamos realizar el trabajo.

Conformándose los siguientes grupos:

  • Escolares de cuarto grado de la Escuela “Miguel Figueroa”, en el Canal del Cerro.
  • Escolares de cuarto grado de la Escuela “Hermanas Giralt” de San Miguel del Padrón
  • Escolares de sexto grado de la Escuela “Luis Gustavo Pozo” de La Timba, Plaza de la Revolución.

Se realizó un análisis de contenido de cada una de las tres sesiones realizadas. Teniendo en cuenta la metodología cualitativa.

Para desarrollar el trabajo en las instituciones escolares se realizaron primeramente dos estrategias13 bien definidas por el equipo de coordinación para poder llevar a cabo los objetivos propuestos:

  1. Estrategia de acercamiento a la escuela:

Los contratos con las escuelas se realizaron utilizando espacios que se tenían identificados con anterioridad. En el caso de la escuela “Luis Gustavo Pozo” del Grupo de Investigación del Proyecto, y de la dirección de la escuela directamente con la que existen relaciones positivas de trabajo. En el caso de “Hermanas Giralt” de San Miguel del Padrón a través de una psicóloga que colabora en este centro con la cual se contó también, para la realización del trabajo acá presentado. Y por último, con la escuela “Miguel Figueroa” del Canal, a través del “Taller de Transformación Integral del barrio” (TTIB), con el cual se realizan trabajos en la comunidad y que tiene vínculos directos con la dirección de la escuela. Los puntos fundamentales que se desarrollaron estuvieron dirigidos hacia:

  • Explicar el tipo de metodología, que necesitaba respeto del encuadre y privacidad en el espacio.
  • Presentación de los objetivos.
  • Espacio, horario y días para trabajar.
  • Descripción del diagnóstico de la escuela y de los grupos específicos con los que se iba a trabajar.

Las direcciones de las escuelas aceptaron y colaboraron con la realización del trabajo.

  1. Estrategia para el trabajo grupal con psicodrama:
  • Preparación de la coordinación para trabajar con las técnicas psicodramáticas y compartir la propuesta de trabajo. 
  • Establecimiento del diseño para el trabajo grupal con niñas y niños. (contempló entre treinta minutos y una hora; y se concibieron los objetivos bien generales para flexibilizar el trabajo psicodramático en función de las necesidades del grupo, primando los juegos dramáticos).
  • Realización del trabajo grupal.
  • Elaboración de las relatorías posterior al trabajo con el grupo.

Análisis de los resultados:

Cada grupo es único y necesita de un análisis construido desde los propios miembros con acompañamiento para realizar una mirada hacia lo interno de su dinámica, que les posibilite la potencialización de la creatividad.

Sin embargo, pudiéramos generalizar en un acercamiento a la dinámica grupal de los grupos de escolares donde se utiliza metodología psicodramática teniendo en cuenta el análisis de contenido de las relatorías elaboradas:

  1. Juegos espontáneos: Acciones realizadas a nivel individual y grupal que tienen como fin la satisfacción de los niños y niñas.Como por ejemplo los que realizan para integrar la coordinación al grupo.
    • Los niños y las niñas ocuparon el espacio vacío del aula enseguida entraron en contacto con la coordinación.(Al correr mesas y sillas hacia los extremos del aula, los niños y las niñas comenzaron a jugar, caminar, aglutinarse como una masa compacta, como si les hubiéramos descubierto.) (En la presentación se compactaron como grupo y la coordinación daba vueltas alrededor de niños y niñas. En el caldeamiento aparecieron los subgrupos de costumbre, con dinámicas internas para funcionar donde las niñas y los niños no se mezclan. Los subgrupos se definieron rígidamente, parecían casitas donde no se podía entrar)
    • Prevalecen los juegos espontáneos sin consignas de la coordinación, sin embargo, a medida que el tiempo pasa el grupo se va involucrando más en la tarea y se integra. (Jugaron y se movieron por el espacio con esculturas que van desde aglutinarse hasta dividirse en subgrupos, otros se aíslan. La coordinación ocupó los espacios que quedaron libres para promover el protagonismo de los niños y las niñas.)
    • El grupo propuso las tareas a realizarse y en otro momento la coordinación. (Los juegos espontáneos sin consignas de la coordinación surgen también durante la dramatización sobre todo en el público, caracterizándose por frases que contienen malas palabras de los varones hacia las niñas, quienes se concentran para dramatizar.)
    • Mostraron sus conflictos y necesidades grupales con claridad e intentaron reflexionar sobre ellos.
    • En los grupos más pequeños (cuarto grado), necesitaron más tiempo para realizar juegos espontáneos, sin embargo, el grupo de sexto grado estaba más interesado por saber de la propuesta que la coordinación traía.
  • Roles: papeles desempeñados por niños y niñas y la coordinación durante la sesión que expresen la manera de relacionarse como expresión de la dinámica grupal.
  • Los roles asumidos por la coordinación y el grupo dependieron de los juegos espontáneos y las dramatizaciones que se realizaron. Los que fueron indistintamente entre: espectadores, actores, mediadores, participantes de la actividad. (Comenzaron a jugar roles complementarios teniendo una división sexista (los niños juegan, las niñas observaron) (la coordinación también y alentaron a centrarse en la tarea que la propusieron ellas mismas: atender a la coordinación).
  • Variaron las tareas grupales y roles por lo que la estructura del grupo es bien diversa.
  • Los roles fueron consensuados y por tanto visibilizados durante la etapa de dramatización. (La coordinación propuso la dramatización y dividió el espacio dramático. Los subgrupos interactuaron en la zona del público y la co-coordinación ocupó el rol de mediadora entre ellos. Facilitó la tarea. Existían roles bien definidos en los subgrupos para organizar y cumplimentar la tarea.)
  1. Expresión corporal: Posturas corporales en el espacio vacío, posiciones que ocupan en el salón al interactuar con él, juegos que realizan, emociones y sentimientos que expresan.
  • Repitieron posturas y consignas grupales que se construyeron en el espacio durante el trabajo en subgrupo. (Realizaron esculturas repetitivas donde los niños y las niñas terminaron tirándose los niños y las niñas al piso, en los tres subgrupos que se formaron. Las posturas eran relacionadas a las consignas repetitivas de: “Amar, querer y cuidar a la naturaleza”.)
  • Realizaron diversas posturas corporales que representaban simbólicamente expresiones construidas por ellos mismos. (Las niñas pasaron a jugar el rol de “mangos”, palabra que se utilizó para decir que una persona es sensualmente seductora, las niñas eran los mangos y los varones iban a comérselos.)

Conclusiones

La dinámica grupal se estableció a medida que el encuentro pasó por las etapas de desarrollo del psicodrama. Las primeras relaciones se construyeron desde la presentación de la propuesta de trabajo. Seguidamente los niños y las niñas comenzaron a realizar juegos espontáneos, se movieron por el espacio y a la misma vez se presentaron.

Las normas de trabajo grupal se reprodujeron tal cual se desarrollan en el espacio docente. Emergió como permitido: buscar agua, ir al baño, el aislamiento de la persona que se aísla del grupo y de lo que se está haciendo.

Los roles se establecieron según los juegos espontáneos que fueron realizando hasta el trabajo en subgrupos donde unos entraron a escena y otros observaron. Por lo que estos roles se consensuaron y se hicieron visibles.

Demostraron una energía interna fuerte para desarrollar grandes acciones educativas desde el psicodrama, incluyeron, cuerpo, mente, emoción, mucho movimiento y expresión corporal en el espacio.

Recomendaciones para próximas acciones educativas:

  • Caldearse con el grupo para poder ser parte del proceso desde dentro vivenciando que se forma parte desde un rol facilitador.
  • Conocer los nombres de los miembros para memorizarlos y hacerlos familiares es uno de los propósitos del caldeamiento, ya que luego la curva psicodramática “hace al grupo motor” y la intensidad coloca a la coordinación en el papel de facilitar el proceso que emerge.
  • Ser líder en el grupo para dar las consignas sin el poder de la autoridad impuesto sino ganado.
  • Creatividad para llamar la atención con gracia y mantener la motivación.
  • Visibilizar lo que sucede entre los miembros del grupo para devolverlo de una manera que ayude a reflexionar en los procesos grupales que se asumen desde roles aprendidos, pero que pueden ser reconceptualizados, reconstruidos desde el mismo grupo. Congelar al grupo para que se miren entre ellos y visualicen su estructura, tiempo para auto/observarse.
  • La coordinación debe estar en proceso de análisis de sí mismo, de sus propias potencialidades y limitaciones.
  • El trabajo debe ser supervisado entre los miembros y si es necesario una supervisión externa reconociendo el momento de desarrollo en que se encuentra desde el crecimiento de los miembros que la componen.
  • La coordinación debe estar preparada para saber observar lo que acontece en el grupo, escuchar lo que se expresa y ser escuchada y observada.
  • La integración de las características de cada uno de los grupos y la experticia en el trabajo con niños y las niñas que se tenga por parte de la coordinación impactará en el logro de los objetivos educativos.
  • Al trabajar con niños debemos tener presente la etapa del desarrollo en la que se encuentra el menor:

Referencias bibliográficas

Bello, M. C. (2006). Jugando en serio.  El psicodrama en la enseñanza, el trabajo y la comunidad. México: Pax.

García, C. (2010a). Recursos pedagógicos construidos por entrenadores/as deportivos/as para trabajar la violencia escolar a través del psicodrama pedagógico. Informe de tesis para la obtención del título de Master en Psicodrama y procesos grupales, Facultad de Psicología, Universidad de La Habana,  La Habana, Cuba.

________ .(2010b) El psicodrama pedagógico en el ámbito del proyecto: Deporte en el barrio: el reto de vivir mejor del barrio La Timba. DVD del Tercer Taller Internacional de Juventud. CIPS. 2010.

________. (2011c). Psicodrama: dispositivo para el apoyo psicológico en tiempo de desastre natural. CD Caudales del CIPS. 2011

_________. (2013e). Recursos para enfrentar la violencia escolar a través del psicodrama pedagógico, pp. 243-260. En: Psicodrama en Cuba. Experiencias, vivencias, sentidos…, La Habana: Caminos.

_________. (2015f). El psicodrama como dinamizador de procesos grupales. Experiencias con escolares habaneros. DVD del Quinto Taller Internacional de Juventud. CIPS. 2014.

Herrera, L. F. (2004). Dinámica de grupos y educación. Santa Clara, Universidad Central de Las Villas. [Versión digital]

Moreno, J.L. (1993). Psicodrama. 6ta. ed., Argentina: Lumen.

Reyes, G. (2006). Psicodrama. Paradigma, Teoría y Método. Santiago de Chile: Vientos.

R. Lippit: Psycodrama in the kindgarden and Nursery School- Group Psychotherapy and Psychodrama, VIII 1959, p. 262.

www.haciendo-almas.org, etiqueta: Teatro Espontáneo Terapéutico.

Notas

1. R. Lippit: Psycodrama in the kindgarden and Nursery School- Group Psychotherapy and Psychodrama, VIII 1959, p. 262.

2. Visitar sitio: www.haciendo-almas.org, etiqueta: Teatro Espontáneo Terapéutico.

3. En América Latina y Cuba, pioneros del psicodrama son: Armando Bauleo, Alicia Minujin, Mirtha Cuco, y Ursula Hauser. Las tres últimas mujeres con un impacto importante en Cuba,  sobre todo Úrsula Hauser quien lleva más de diez años en el país realizando formación en psicodrama psicoanalítico, y ha consolidado la maestría ya mencionada con anterioridad. (García, 2011 c) García, C. (2011) Psicodrama: dispositivo para el apoyo psicológico en tiempo de desastre natural. CD Caudales del CIPS. 2011.

4. En sí mismo un proceso que permite la expresión de la subjetividad propia y colectiva en escenas concretas; pasajes del pasado, presente o futuro y por tanto la posibilidad de estar en cualquier lugar, de viajar en el espacio y en el tiempo acompañado de personas, olores, sabores y colores significativos. Ser actor-protagonista y construir con manos propias las situaciones que emergen, elemento este, indispensable para el cambio.

5. García, C. (2010 b): El psicodrama pedagógico en el ámbito del proyecto: Deporte en el barrio: el reto de vivir mejor del barrio La Timba. DVD del Tercer Taller Internacional de Juventud. CIPS. 2010.

6. La mirada debe ser de forma espontánea y creativa, pero sobretodo crítica para que el encuentro sea verdaderamente mágico con los que nos rodean (el grupo, la familia, las instituciones, los medios, etc.) y se pueda reconstruir sentidos, matices de nuestra historia y se desarrolle la habilidad de ser empáticos.

7. M. C. Bello (2006). Jugando en serio.  El psicodrama en la enseñanza, el trabajo y la comunidad. México: Pax.

8. J.L. Moreno (1993). Psicodrama. Sexta Edición. Argentina: Lumen.

9. C. García (2010 a). Recursos pedagógicos construidos por entrenadores/as deportivos/as para trabajar la violencia escolar a través del psicodrama pedagógico. Informe de tesis para la obtención del título de Master en Psicodrama y procesos grupales, Facultad de Psicología, Universidad de La Habana, Cuba.

11. C. García (2010 a). Recursos pedagógicos construidos por entrenadores/as deportivos/as para trabajar la violencia escolar a través del psicodrama pedagógico. Informe de tesis para la obtención del título de Master en Psicodrama y procesos grupales, Facultad de Psicología, Universidad de La Habana, Cuba.

12. L. F. Herrera (2004). Dinámica de grupos y educación. Santa Clara, Universidad Central de Las Villas. [Versión digital]

13. C. García (2011 c). Psicodrama: dispositivo para el apoyo psicológico en tiempo de desastre natural. CD Caudales del CIPS. 2011

Buscar artículos

Para cualquier asunto relacionado con esta revista favor de escribir a info@integracion-academica.org

ISSN: 2007-5588

Síguenos

Sitios de interés

Revista Alternativas en Psicología

Para incluir en este listado los proyectos editoriales de las instituciones pertenecientes a Alfepsi, favor de escribir a info@alfepsi.org

Revista Integración Académica en Psicología, Volumen 3, número 9, Septiembre-Diciembre 2015, es una publicación cuatrimestral editada por la Asociación Latinoamericana para la Formación y Enseñanza de la Psicología, A.C., calle Instituto de Higiene No. 56. Col. Popotla, Delegación Miguel Hidalgo. C.P. 11400. Tel. 5341‐8012, www.integracion-academica.org, info@integracion-academica.org. Editor responsable: Manuel Calviño. Reserva de derechos al uso exclusivo No. 04‐2013‐012510121800‐203 otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. ISSN: 2007-5588. Responsable de la actualización de este número, creamos.mx, Javier Armas. Sucre 168‐2, Col. Moderna. Delegación Benito Juárez. C.P. 03510. Fecha de última modificación: 30 de septiembre de 2015. Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación. Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización de la Asociación Latinoamericana para la Formación y Enseñanza de la Psicología, A.C.